Mallorca – ¿dónde alojarse ?

Al aventurarte fuera de los caminos trillados, podrás descubrir la auténtica belleza y cultura de Mallorca, lejos de las multitudes turísticas. Pero, ¿dónde alojarse? Aquí va a tener nuestros consejos sobre los pueblos y zonas.

¡Disfruta de tu viaje!

Los pueblos inolvidables

Valldemossa, Deià, Sóller o Fornalutx en Tramuntana

Uno de los pueblos imprescindibles de Mallorca es, por supuesto, el pintoresco pueblo de Valldemossa, en plena sierra de Tramuntana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Seguro que caerá rendido a los encantos de sus calles empinadas bordeadas de plantas verdes, sus antiguas casas de piedra con contraventanas verdes y su Plaça Cartoixa. Su visita a Valldemosa le permitirá recorrer las tiendas de artesanía y degustar el famoso "chocolate a la taza", perfecto en invierno para entrar en calor, o la coca de patata, un dulce para disfrutar todo el año. A las afueras del pueblo, el puerto de Valdemossa se encuentra a 5 km.

Valldemossa2
Valldemossa1

Deià es un pueblo vecino de Valldemosa, y es también uno de los pueblos más bonitos de Mallorca. Una auténtica postal, es absolutamente encantador y típico de los pueblos mallorquines. Sus casas de piedra ocre con contraventanas verdes adornan la pequeña colina sobre la que se levanta. Pasee por sus callejuelas y monumentos, como la iglesia de Sant Joan Baptista (1497) o el mirador de los cañones. Seguro que caerá rendido a los encantos del pueblo, al igual que el escritor inglés Robert Graves, que compró una casa aquí en 1929. Murió aquí en 1985 y está enterrado en el cementerio del pueblo; su casa, conservada en su estado original, es ahora un museo. La cala Deià es perfecta para nadar. Por último, pero no por ello menos importante, Deià es también el hogar de numerosas celebridades, gracias a la fama de su hotel de 5 estrellas, el Hotel Belmond La Residencia.

Deià1
Deià2

Después de visitar Valldemosa y Deià, continúe hasta Sóller, otra de las localidades de Mallorca que no debe perderse. Enclavada a los pies de la Serra de Tramuntana y la Serra d'Alfàbia, es famosa por sus campos de naranjos. En el centro histórico, encontrará preciosas casas antiguas, y en la plaza de la Constitució, podrá admirar la sublime iglesia de Sant Bartomeu. Consejo: no dude en tomar un café en la terraza y déjese sorprender por el paso del tren. El tren le llevará en un viaje insólito hasta el Port de Soller o en un tranquilo trayecto de vuelta a Palma. También podrá visitar el museo art nouveau de Can Prunera, el jardín botánico y, a pocos kilómetros, los magníficos jardines de Alfàbia.

Fornalutx es uno de los magníficos pueblos de Mallorca. De hecho, está catalogado como lugar protegido y uno de los pueblos más bonitos de España. Le sorprenderá lo fotogénico y auténtico que es Fornalutx, con todas sus casas construidas al estilo tradicional mallorquín. Explore las calles empedradas bordeadas de casas construidas con la roca ocre de la región. El pueblo se asienta en una pequeña colina entre el pico más alto de Mallorca (el Puig Major, a 1.445 metros) y la ciudad de Sóller. Prepárese para subir y bajar algunos escalones. También debe saber que se encuentra en la ruta del GR221, el sendero más hermoso de Mallorca.

En esta zona, hacemos excursiones de barranquismo, de escalada, de espeleología, de senderismo, de ciclismo, de kayak, de aventura en barco o tour en barco y de snorkeling.

Los pueblos encantadores

Artà, Capdepera o Porto Cristo al este 

En el noreste de Mallorca, visite la hermosa ciudad de Artà. Esta antigua ciudad medieval, con su auténtico y distintivo estilo mallorquín, está construida al pie de una colina y dominada por el santuario de Sant Salvador, que ofrece una vista sublime del campo circundante y su hermosa vegetación.
En esta pintoresca localidad mallorquina, descubra el encanto de sus callejuelas, la belleza de la imponente iglesia de la Transfiguración del Señor y la plaza del Conqueridor, donde lugareños y turistas aprovechan las terrazas para saciar la sed.
En los alrededores, explore las cuevas de Artà, el Parque Natural de Llevant, el yacimiento arqueológico de Ses Païsses (época talayótica) y laErmita de Betlem.
Aprovecha tu parada en Artà para bañarte en Cala Agulla, Cala Torta, Cala Mitjana, Cala Estreta... Tienes muchas playas para elegir, y podrás admirarlas todas mientras paseas por el Camí dels Carabiners.

A tiro de piedra de Artà, Capdepera es también uno de los pueblos más bonitos de Mallorca. Al igual que Artà, el pueblo está construido al pie de una colina, y está dominado por un castillo amurallado. El castillo de Capdepera es realmente icónico. Dentro de su recinto amurallado del siglo XIV, se pueden contemplar unas bellas y bien conservadas edificaciones (siglos X-XII) y la fabulosa panorámica que ofrece la torre vigía. También podrá admirar el mar desde el faro de Punta Capdepera (construido en 1861). Prolongue su visita hasta el puerto de Cala Ratjara, una estación balnearia cercana.

Porto Cristo es un antiguo pueblo pesquero de la costa este de Mallorca, situado más al sureste de Artá y unido a la ciudad de Manacor. Es sobre todo un lugar de vacaciones para muchos mallorquines, que han construido aquí sus segundas residencias (Rafael Nadal tiene una suntuosa casa con vistas a la entrada del puerto). Los numerosos bares y restaurantes que bordean el muelle y la playa son también populares lugares de encuentro para los residentes los fines de semana por la noche. El puerto de Porto Cristo es también un magnífico punto de partida para realizar excursiones marítimas y observar la riqueza de los fondos marinos.
Cerca de Porto Cristo se encuentra el conjunto de cuevas naturales más importante de la isla, las Cuevas del Drach y dels Hams.

 

Aquí, vais a poder hacer excursión de snorkeling, de coasteering, un tour o una aventura en barco, de ciclismo, de kayak, explora las cuevas acuáticas y de psicobloc.

Los municipios festivos

Calvia y Andraxt al oeste

Calvià, en Mallorca, es famosa por sus playas como Palmanova y Magaluf, por sus actividades acuáticas y por relajarse al sol, pero es una zona muy turística. Afortunadamente, también puedes encontrar Puerto Portals que ofrece vistas al mar, boutiques de lujo o alquiler de barcos; la reserva natural de Islas Malgrats accesible en kayak o incluso el Puig de Galatzó que es un lugar perfecto para hacer senderismo con vistas espectaculares. En definitiva, Calvià combina naturaleza, historia y cultura mallorquina para ofrecer al visitante una agradable experiencia en un entorno turístico.

Ubicado al oeste de Mallorca, al comienzo de la Sierra de Tramuntana, este municipio invita a los visitantes a explorar tanto su rica historia arquitectónica como sus actividades al aire libre. Andratx y el Puerto de Andratx ofrece no solo vistas impresionantes y opciones gastronómicas, sino también oportunidades para navegar y practicar deportes acuáticos como el snorkel y el kayak en sus aguas cristalinas. Además, los alrededores montañosos de Andratx como Peguera o Sant Elm brindan oportunidades excepcionales para el senderismo y el ciclismo, con rutas que ofrecen vistas panorámicas de la costa y el paisaje mallorquín.

 

Aquí, vais a poder hacer excursión de kayak, un tour o una aventura en barco, de snorkeling, de coasteering, de via ferrata, de senderismo, de ciclismo, de escalada, de psicobloc.

Los pueblos históricos

Alcudia y Pollença al norte

Alcúdia es una de las ciudades imprescindibles de Mallorca. Posee una rica historia y magníficos monumentos de diferentes estilos y épocas. De hecho, es la localidad más antigua de Mallorca y, para muchos, también la más bella de la isla. Cuando se fundó, en el siglo I d.C., se llamaba Pollentia y era la capital romana de las Baleares. Sus murallas son un verdadero emblema de la ciudad. En el centro histórico, descubrirá varias puertas antiguas. No dude en recorrer las murallas para descubrir la ciudad y también subir a lo alto de ellas para admirar las vistas (¡es gratis!).

Pollença es una ciudad del norte de Mallorca que merece una visita por su patrimonio histórico y arquitectónico, así como por su faceta artística. En el centro histórico actual, que data del siglo XIII, podrá admirar laiglesia de Nostra Senyora dels Àngels, también conocida como Santa Maria de Pollença (siglo XIII), y el convento de Sant Domingo (siglo XVI/17). Para disfrutar de una sublime vista panorámica de los alrededores, no dude en subir las escaleras del Calvario: el esfuerzo merece la pena. Los cercanos Cap de Formentor y Cap de Pinar bien merecen una visita. El pueblo es popular entre los artistas y el mercado de artesanía de los domingos por la mañana es famoso.

 

En esta zona, proponemos actividades como escalada, espeleología, psicobloc, ciclismo, senderismo, barranquismo, coasteering, snorkeling, kayak.

Posted in